Brasil vivió en 2016 uno de los años con más asesinatos de labriegos que se resisten a perder sus derechos por la tierra. Según el informe de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), fueron ultimados 61 campesinos, 11 más que en 2015. Y entre 1985 y 2016 hubo mil 387 homicidios. 
-->