Debido al aumento de la temperatura global uno de los mayores glaciares de Canadá se redujo, provocó la desecación de un río y el aumento de otro, un fenómeno que científicos de la universidad de Washington, califican como “piratería fluvial”.